lunes, 10 de octubre de 2011

Cuatro Motivos

La historia comienza con tres vidas diferentes:


Niki es una persona rebelde, comprometida con muchos aspectos sociales, lo políticos y de mayor o menor forma con la vida urbana y lo que la rodea , lo que no solo se traduce en un estilo de vida, sino también en un estilo en la forma de vestir, un pantalon ancho y suéteres varias tallas más grandes de lo habitual. Extrovertida, alegre y sin prejuicios, resulta una chica con un fuerte carácter y llena de madurez.

Jaime es un chaval bastante introvertido, ha pasado toda su vida encerrado en sí mismo, y su caracter, complejos y visión de la sociedad le han llevado a un círculo vicioso de depresión y misantropía total. Pero aún siendo así, tiene un hueco de esperanza abierto en su vida universitaria, parece dispuesto a dar una oportunidad mas al mundo y ver si le sorprende. Muy comprometido en todo lo que le rodea, ha decidido comprobar si realmente su mala suerte con las chicas y con el mundo tiene arreglo, y si la sexualidad y el género son factores tan importantes en la sociedad que le rodea. ¿Quién sabe si esto podría llegar incluso a cambiarle la vida?


Aitana es una chica extrovertida, divertida, simpatica y sociable. Esto le lleva a ser muy confiada y a dejarse llevar por los demás.
Es una chica que sus estados de ánimo se ven sometidos a los actos de los demás, siempre tiene una sonrisa dibujada en su cara, aunque por dentro se sienta la más desgraciada.
Empatía. Ese debería ser su nombre... Pronto descubriremos qué puede ofrecer Aitana, ya que también tiene la capacidad de cambiar el estado de ánimo de los demás.
¿Qué le habrá pasado a Aitana?




Ella, la vida de una joven joven que ve reflejada en su vida los problemas típicos de la sociedades desarrollas. Un personaje lleno de sentimientos, valor, miedos, inseguridades, decepciones y amor.
Desde su adolescencia, en soledad, sufre un trastorno de alimentación que le cambiará la vida por completo. Gracias a la nueva sociedad y al etiquetaje, ella se ve sumergida en el mundo de la perfección, un mundo que paradójicamente le hace tener una competencia consigo misma.


Continuará...

No hay comentarios:

Publicar un comentario